► Aceite CBD 300 mg con Envío Gratis en Santiago ◄

Antipulgas y Garrapatas: Antiparasitarios Externos para Gatos

Filtro de Marcas

Filtro marcas

Rango de Precio

Filtro precio - slider
$4.990$44.990

Antipulgas y Garrapatas: Antiparasitarios Externos para Gatos

Los antiparasitarios externos para gatos son esenciales en la lucha contra pulgas, garrapatas, piojos y ácaros. Contamos con pipetas antipulgas para gato: solución tópica fácil de aplicar y efectiva. Y Pastillas antipulgas para gatos: proporcionan protección y actúan rápidamente contra infestaciones. Cada producto está diseñado para ofrecer una protección segura y duradera. Es importante seguir las instrucciones de uso de cada producto y adaptar la elección del antiparasitario a las necesidades específicas de tu gato, teniendo en cuenta su tamaño, edad y estado de salud. Consulta con tu veterinario para elegir el tratamiento más adecuado.

Antiparasitarios externos para gatos: Preguntas frecuentes

¿Con qué frecuencia debo aplicar antiparasitarios externos a mi gato?

La frecuencia de aplicación varía según el producto. Es esencial leer las instrucciones del fabricante y seguir las recomendaciones del veterinario.

¿Los antiparasitarios externos son seguros para todos los gatos?

La mayoría son seguros, pero es importante considerar la edad, el peso y la salud del gato. Consulta siempre a un veterinario antes de usar un nuevo producto.

¿Cómo elijo el antiparasitario externo adecuado para mi gato?

Elige basándote en las necesidades específicas de tu gato y el tipo de parásito que deseas combatir. Las pipetas son populares por su facilidad de uso, mientras que las pastillas y shampoos ofrecen otras formas de protección.

¿Puedo usar antiparasitarios para perros en mi gato?

No, nunca debes usar productos para perros en gatos. Los antiparasitarios están formulados específicamente para cada especie y el uso incorrecto puede ser peligroso.

¿Qué debo hacer si mi gato tiene una reacción adversa a un antiparasitario externo?

Si observas cualquier signo de reacción adversa, como irritación de la piel o malestar general, consulta inmediatamente a un veterinario.